Saltar al contenido

Efectos secundarios de Orfidal

Revisado médicamente por Dra. Marién Tavarez en
orfidal
Efectos secundarios de Orfidal
5 (100%) 2 votes

Los efectos secundarios de orfidal (Lorazepam) son perjudiciales para la salud, por lo que es importante consumir este medicamento bajo prescripción y supervisión médica.

El orfidal es el nombre comercial que recibe el lorazepam, un medicamento perteneciente al grupo de las Benzodiazepinas de Alta Potencia. En él se distinguen cinco propiedades principales: es Anxiolítico, amnésico, sedante, anticonvulsivo y relajante muscular.

Efectos secundarios de Orfidal

Específicamente, el orfidal está catalogado como un tranquilizante-ansiolítico que se utiliza para evitar el nerviosismo y la ansiedad . En general, el orfidal se utiliza para tratar estados de ansiedad a corto plazo, así como la ansiedad asociada con la depresión y los trastornos del sueño.

A pesar de ser una droga con buenos índices terapéuticos y constituir una de las drogas psicotrópicas más utilizadas, hay que tener en cuenta que el orfidal es un compuesto químico que altera el funcionamiento cerebral de las personas. Este artículo aborda los efectos secundarios que pueden causar el consumo de orfidal.

Qué es el Orfidal

Orfidal pertenece a un grupo de medicamentos llamados benzodiacepinas. Orfidal afecta los químicos en el cerebro que pueden desequilibrarse y causar ansiedad.

  • Orfidal se utiliza para tratar los trastornos de ansiedad.
  • Orfidal también se puede utilizar para otros fines que no figuran en la guía Orfidal.

Precauciones

Efectos secundarios

Busque ayuda médica de emergencia si usted tiene alguno de estos síntomas de una reacción alérgica: urticaria; dificultad para respirar; hinchazón de su cara, labios, lengua, o garganta.

Llame a su médico de inmediato si usted tiene alguno de estos efectos secundarios de gravedad:

  • Confusión, estado de ánimo deprimido, pensamientos de suicidio o de lastimarse;
  • Hiperactividad, agitación, hostilidad;
  • Alucinaciones; o
  • Sensación de mareo, desmayo.

Los efectos secundarios de menor gravedad pueden incluir:

Somnolencia, mareos, cansancio;

  • Visión borrosa;
  • Problemas de sueño
  • Debilidad muscular, falta de equilibrio o coordinación;
  • Amnesia o olvido, problemas para concentrarse;
  • Náuseas, vómitos, estreñimiento;
  • Cambios en el apetito; o
  • Erupción cutánea.

Frecuencia de los efectos secundarios de orfidal

Como cualquier otro medicamento, el consumo de orfidal puede causar la aparición de efectos secundarios. Este hecho no implica que sea una droga nociva que no deba consumirse debido a su peligrosidad. De hecho, el lorazepam es un medicamento comprobado que puede ser útil en muchos casos.

Sin embargo, los efectos adversos de este fármaco indican la necesidad de consumir el orfidal de forma controlada y regulada. La aparición de efectos secundarios puede limitar su eficacia y, en algunos casos, causar la interrupción del tratamiento.

Por lo tanto, los efectos secundarios que se discuten a continuación deben servir a la persona que consume orfidal para entender mejor el medicamento que está usando. Si se presenta cualquiera de estos síntomas, se debe consultar con el médico para recibir tratamiento.

Por último, debe tenerse en cuenta que, aunque los efectos secundarios que se discuten a continuación son numerosos, no implican que se producirán siempre que se consuma orfidal.

En general, se han establecido cinco categorías diferentes según su frecuencia. Estos son:

  1. Muy común: Es experimentada por al menos uno de cada 10 pacientes.
  2. Común: Es experimentada por al menos uno de cada 100 pacientes.
  3. Poco común: Lo experimenta al menos uno de cada 1.000 pacientes.
  4. Raro: Lo experimenta al menos uno de cada 10.000 pacientes.
  5. Muy raro: Menos de uno de cada 10.000 pacientes lo experimenta.

A pesar de esta organización sobre la frecuencia de los efectos secundarios orbitales, la mayoría de ellos resultan de una frecuencia desconocida, ya que no tienen suficientes datos para establecer su prevalencia.

Tipos de efectos secundarios

Los efectos secundarios que pueden resultar del consumo de orfidal se clasifican en ocho categorías: trastornos generales, trastornos cardíacos, trastornos gastrointestinales, trastornos de la sangre y del sistema linfático, trastornos del sistema nervioso, trastornos respiratorios, trastornos de la piel y del tejido conjuntivo, y adicciones.

1. Trastornos generales

En cuanto a los trastornos generales, el consumo de orfidal presenta dos síntomas principales: astenia y debilidad muscular.

Estos dos síntomas se clasifican como frecuentes, por lo que al menos una de cada 100 personas que consumen esta droga tiene este tipo de afecciones.

La astenia suele causar una sensación de fatiga y cansancio generalizado en la persona, mientras que la debilidad muscular suele ser especialmente notoria en las extremidades superiores.

Más allá de estas dos alteraciones, el consumo de orfidales puede provocar otros trastornos generales, que resultan de frecuencia desconocida. Estos son:

Reacciones de hipersensibilidad: aumento de la sensibilidad del paciente.

Reacciones anafilácticas.

Angioedema: inflamación debajo de la piel de la lengua o de la laringe que puede causar una obstrucción de las vías respiratorias.

Hiponatremia: el consumo de orfidal está relacionado, en algunos casos, con la falta de sodio en el organismo.

Hipotermia: En algunos casos el consumo de orfidales puede motivar un descenso notable de la temperatura corporal.

Síndrome de secreción inadecuada de hormona antidiurética.

Angioedema: En algunos casos, el consumo de orfidal puede provocar hinchazón debajo de la piel.

2- Trastornos cardíacos

El consumo de orfidal puede causar alteraciones en el funcionamiento cardiaco del organismo. Estos efectos son de frecuencia desconocida, por lo que no es posible determinar la prevalencia de este tipo de alteraciones entre los consumidores.

Sin embargo, se ha determinado que el trastorno cardíaco causado por el consumo de orfidales más frecuente es la hipotensión, es decir, la disminución de la presión arterial del organismo.

3- Trastornos gastrointestinales

El lorazepam es un medicamento que también puede afectar el funcionamiento gastrointestinal del cuerpo. Sin embargo, actualmente no hay datos sobre la prevalencia de este tipo de trastorno.

Las náuseas son el único síntoma con una frecuencia conocida. Esta alteración se considera poco frecuente, por lo que tiene al menos una de cada 1.000 personas que consumen orfidales.

Los otros trastornos gastrointestinales que pueden llevar al uso de este medicamento son de frecuencia desconocida y resultan de la siguiente manera:

  • Estreñimiento.
  • Aumento de la bilirrubina.
  • Ictericia: color amarillento de la parte blanca de los ojos y de la piel.
  • Aumento de las transaminasas.
  • Aumento de la fosfatasa alcalina (enzimas hepáticas).

4- Trastornos de la sangre y del sistema linfático

En general, se argumenta que los trastornos de la sangre y el sistema linfático originados por el efecto directo de la orfidal son poco frecuentes. Sin embargo, estos cambios no cuentan hoy en día con índices de frecuencia.

En este sentido, los trastornos de la sangre y el sistema linfático que pueden causar el consumo de lorazepam son:

  • Trombocitopenia: el consumo de orfidal puede provocar una disminución de las plaquetas sanguíneas.
  • Agranulocitosis: En algunos casos, el orfidal puede causar una disminución en un tipo de glóbulos blancos conocidos como neutrófilos.
  • Pancitopenia: el consumo de orfidal se ha relacionado con una disminución significativa de todas las células sanguíneas.

5- Trastornos del sistema nervioso

Los trastornos del sistema nervioso son probablemente los efectos secundarios más frecuentes de orfidal. Este hecho se explica por la actividad psicofarmacológica de estos fármacos.

El orfidal actúa principalmente en las regiones cerebrales, por lo que su consumo provoca modificaciones en el funcionamiento de esta región del organismo. Sus efectos terapéuticos (no secundarios) están destinados a aumentar la relajación y la tranquilidad de la persona.

Sin embargo, el consumo de esta droga psicoactiva puede causar otras alteraciones indeseables en el funcionamiento del sistema nervioso.

En este sentido, los efectos secundarios más frecuentes son la sedación, la sensación de ahogamiento y la somnolencia. Estos síntomas se enumeran como muy comunes y aparecen en al menos una de cada 10 personas que consumen orfidal.

Como trastornos frecuentes del sistema nervioso (experimentados por al menos una de cada 100 personas), el consumo de lorazepam puede llevar a la coordinación motora, problemas del habla, confusión, depresión, desenmascaramiento de la depresión y mareos.

Como trastornos infrecuentes (experimentados en uno de cada 1.000 casos), esta droga psicoactiva puede motivar una modificación del deseo sexual, la impotencia y la disminución del orgasmo.

Por último, a medida que aparecen efectos secundarios de frecuencia desconocida:

  1. Síntomas extrapiramidales: temblor, vértigo, visión borrosa, visión doble y dificultad para articular palabras.
  2. Dolor de cabeza.
  3. Desinhibición conductual.
  4. Estados y sentimientos de euforia.
  5. Ideas y/o intentos de suicidio.
  6. Perturbaciones de la atención y la concentración.
  7. Trastornos del equilibrio.
  8. Reacciones paradójicas: ansiedad, agitación, excitación, hostilidad, agresión o furia.
  9. Alteraciones del sueño y/o insomnio.
  10. Experimentación de alucinaciones.

6- Trastornos respiratorios

El consumo de orfidales también ha reportado la ocurrencia de ciertos trastornos respiratorios. Sin embargo, no hay datos sobre su prevalencia y efectos secundarios de resultados de frecuencia desconocida.

En este sentido, los trastornos respiratorios que pueden causar los efectos directos del lorazepam son:

  • Insuficiencia respiratoria.
  • Empeoramiento de la apnea del sueño previa.
  • Empeoramiento de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica previa.

7- Trastornos de la piel y del tejido conectivo

El consumo de lorazepam puede llevar a la aparición de trastornos de la piel y del tejido conectivo.

Estos trastornos son dos efectos principales: reacciones alérgicas en la piel y pérdida de cabello. Ambas alteraciones son de frecuencia desconocida.

8-Adicción

Por último, cabe señalar que el consumo prolongado de orfideos, especialmente si se consumen altas dosis o sin control médico, puede conducir al desarrollo de la adicción a la sustancia.

Uno de los casos más comunes de adicción ocurre en aquellas personas que después de un uso orbital prolongado, desarrollan dependencia del orfidal para poder conciliar el sueño.

Sin embargo, el orfidal también puede causar adicción a nivel general y llevar a una alta dependencia de la sustancia. En estos casos, la persona puede reaccionar con un síndrome de abstinencia cuando suprime el consumo del medicamento.

Otros artículos similares que te deberían interesar: